Almas Gemelas

Mucho se ha escrito sobre el tema pero hoy añadiremos un poco más. La mayor parte de personas creen en el concepto general que hay sobre los compañeros del alma; el cual, muy resumido, consiste en que la buena suerte nos ponga por delante un “alma gemela” con quien lograremos la relación perfecta. Se espera vivir una experiencia maravillosa con otra persona que será totalmente receptiva a nuestros sentimientos. Alguien con quien definitivamente sentiremos un increíble entendimiento.

Esta es la persona que nos acompañará durante toda la vida, porque es cosa aceptada que nuestra alma gemela va a estar incondicionalmente a nuestro lado para siempre. Y puede ser así en muchos casos, pero no sucede en todos. Los no afortunados, son mayoría, que no pudieron encontrar esa ideal de alma gemela, viven en la desilusión asumiendo que tuvieron mala suerte.

Pues no es así. Primero deciros que existe un error en la idea de que nuestra alma gemela obligadamente nos amará; y eso es porque no siempre será nuestro esposo, esposa o amante. A veces esa alma hermana llega en forma de amistad y esa persona afín, tan identificada con nuestras ideas y valores, es sólo una persona amiga con quien desarrollaremos un profundo lazo. Porque eso si se da en estos casos: una gran complicidad. Y un importante lazo de lealtad además, ya que esa persona puede ser un maestro; aunque posiblemente no sepa que llegó para instruirnos.

El segundo error es creer que solo habrá un alma gemela, ya que a veces hay más de una a lo largo de nuestra vida, de lo cual esperamos hablaros próximamente.

Compañeros del Alma