El Karma y Tarot

Un tema capital y determinante encuadrado en las técnicas del tarot evolutivo es, sin ningún género de dudas el karma (ley de causa y efecto), por un lado arrastramos el equipaje de otras vidas y lo que es más importante, nos marca a modo de hoja de ruta información sobre la misión o el objetivo de nuestra vida, partiendo de la teoría que hemos venido a aprender o a repetir asignatura.

En ocasiones podemos percibir que perdemos el control de nuestro entorno o lo que es peor, los sueños e ideales que antes nos impulsaban, de repente dejan de importarnos, atrapados en esa espiral de confusión, con la sensación de haber perdido el norte es el momento justo en el que estas técnicas a modo de ayuda y guía nos ayudan a tomar de nuevo las riendas de nuestro destino con más confianza en nosotros mismos que antes.
De esta forma evitando todo género de demagogia podemos hacer trasmutar una temporada pésima en experiencias enriquecedoras.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es a no interpretar las leyes del karma de forma arbitraria, especialmente si las mezclamos con cualquier tipo de dogma religioso, a partir de estas premisas el consejero u operador que interpreta la posible evolución del consultante, merced a la información obtenida a través del tarot, pondrá a este en guardia ante los posibles peligros u obstáculos que podrían aparecer en su camino impidiendo su plena realización personal, sometiéndoles a procesos totalmente involutivos o degenerativos.

Las Energías de Tarot un Reflejo en el Karma