Existe la Brujería

Últimamente muchas personas me han asegurado estar convencidos de que les han hecho “Brujería”… La magia negra es el uso malvado de ciertos poderes sobrenaturales con el fin de controlar o dañar a alguien.

Primero es ser realistas y objetivas y discernir entre si realmente nos está pasando todo como lo de cosas negativas o es que tenemos la obsesión de que todo lo malo nos viene de fuera porque nos negamos a aceptar un periodo no favorecedor, o lo peor, que nosotros mismos con nuestros actos equivocados hemos atraído algunas consecuencias negativas. Aceptémoslo: a veces las cosas van mal porque no se hemos metido nosotros mismos en el problema y no podemos culpar a nadie de eso. Ante todo objetividad.

Analicemos los síntomas de un ataque real:
Cansancio excesivo o problemas para dormir, no justificados por la actividad ni diagnosticados por el médico como una enfermedad real o una depresión, se hicieron crónicos.

Presencia de sentimientos sombríos durante todo el día. Apatía sin ninguna causa o reacciones hostiles sin motivo, ante las personas queridas. Eso es una segura pérdida de energía, cuya fuente puede provenir de uno mismo o del drenaje de otra persona.

Si después de esforzarse en los actos diarios; pese a todo el esfuerzo no se consigue un buen resultado sino todo lo contrario, reconociendo honestamente que se puso el máximo empeño, quizá eso si se puede llamar mala suerte real. Y podría ser resultado del acto malvado de los malos deseos de otra persona. Insisto en que hay que ser honesto al máximo con uno mismo y separar lo real de lo imaginario.

Cuando creemos que alguien nos ha hecho brujería