Feng Shui

Aunque se está manejando ya en los países europeos y en América, desde hace más de cincuenta años, aquí en España aún ponen cara larga cuando se habla del tema, debido a su origen. Pero se trata de armonizar las energías de la atmosfera energética que nos envuelve. Y esto es perfectamente adaptable a nuestra cultura y gusto particular.

Feng Shui…Armonizando el Dormitorio

Con algunos elementos de decoración muy sencillos podemos cambiar totalmente la energía de nuestra casa. El “Chi” según los chinos, o el “Prana” para los hindús -habrá quien le llame de otras maneras pero las desconozco – lo percibiremos como una especie de hormigueo eléctrico, no desagradable cuando esta energía es renovada frecuentemente.

Sentada la base de que la limpieza y el natural fluir de la energía se relacionan, pasemos a un lugar importante: el Dormitorio. Lugar de descanso. Y donde tantas parejas se hacen o deshacen. No todo es compatibilidad sexual.

Hay algunas cosas a hacer para empezar a mejorar eso. Como la distribución: Nunca la cama bajo una ventana; en decoración se usa, pero simplemente va a hacer que la fuerza, la potencia, y a veces incluso la salud, se escapen por ahí.

Algunos cuartos se atiborran con butacas y muebles superfluos. Tampoco. Más sobrio el número de elementos es mejor, porque los detallitos estorban el flujo del Chi. Exceso decorativo equivale a islas o baches de energía.

Cuadros sustituyendo a un cabezal de la cama…es elegante y bonito, pero pésimo porque crea una dispersión. Si amáis la pintura, poner un cuadro que cubra todo el espacio; pero el tema elegido tiene su importancia: Un cuadro muy colorista o no armonioso os dará mal dormir. Haced unos pequeños cambios y probadlo.