La Autoprogramación

Sabemos que la reflexión mental preexiste antes que la acción. Aceptando esto, deducirás que si te estás percibiendo con una personalidad determinada, tus acciones están predestinadas por tu mente y tu imagen, bueno o mala, de cómo crees que eres. Tu conducta estará influida siempre por la imagen que tienes metida dentro, a no ser que la cambies.

Se puede decir que está programado. Y el “software personal” viene de lejos. A veces ni somos conscientes de este proyecto incrustado ya desde la inocencia de la niñez y en cualquier espacio, ya sea por la vida familiar, por los amigos, por la atmósfera en donde se vive; entonces es probable que ni te enteres de que, quizá, eres la continuidad de la anhelo personal de otro.

Estas sintiendo esa “codificación interna” si, por debajo de la superficie, hay descontento por someterte a dogmas espirituales o materiales, vivir bajo ciertos valores, normas y un sistema de creencias que influye en tu relaciones, en el amor, en la sexualidad, en como ganas y gastas el dinero y hasta en tu salud. Si pese a ese disgusto interior que muchas veces se manifiesta en depresión- permaneces en ese pensamiento que determinó tu estilo de vida, continuarás sufriendo de esa negatividad que, mientras te castiga, te mantiene apegado eternamente a los mismos escenarios y argumentos.

Ahora empieza lo difícil, ya lo sabes. Lo importante es aceptarlo y ser consciente. El punto es… ¿cómo te sales de ahí? Debes buscar la manera de abrirte. Tú mismo puedes convertirte en un canal para tu auto curación. Hay técnicas para aprender a cambiar esos valores internos. La persona puede hacerlo sola o acompañada por un terapeuta.

Aprende a cambiar tu vida