Ritual para Fin de Año

Al finalizar un año y recibir uno nuevo, el que más y el que menos, sostiene la ilusión de que el próximo sea mucho mejor que este que dejamos atrás, con esa intención, en ocasiones efectuamos pequeños ritos, para propiciar esa buena fortuna en todos los sectores de nuestra vida, como por ejemplo tomar las doce uvas o llevar ropa interior de color rojo, no obstante, lo más importante, quizá sea, hacer un pequeño examen de conciencia, preguntándonos que facetas de mí mismo me gustaría dejar atrás, o que deseo atraer en este nuevo periodo. En estas fechas, todos conocemos a alguien que decide intentar dejar de fumar, o el clásico, este nuevo año me cuidare un poco más, etc. Lo realmente importante es concretar esos deseos. Para esto hay una cita del famoso escritor Paolo Coello que dice:

“Cuando realmente deseas algo con mucha fuerza el universo entero conspira para que lo consigas.”

CONSEGUIR UN DESEO CON EL LAUREL
En la última luna llena del mes de diciembre, cogeremos tres hojas de laurel, si es posible fresco y sin dañar el árbol que nos lo proporciona. Sino lo encontramos fresco, las hojas secas también nos podrían servir. Apuntaremos en una cuartilla nuestro deseo, poniendo encima las tres hojas de laurel, acto seguido lo doblaremos por tres veces y lo guardaremos entre las páginas de un libro o en un sitio seguro.
Os puedo asegurar que si la petición es factible y concreta no dudéis que este sencillo ritual os ayudar a consegirlo.

Conseguir lo deseado