Sexo en Signos Fuego

Son los más potentes si hablamos de erotismo; y de estos, Leo se lleva el premio. Especialmente esto se nota cuando Marte está ahí, de lo cual os hablo en otro apartado y ya pronostico que lo vamos a notar todos bastante durante este Agosto, que será ardiente.

Los de fuego necesitan aventura y emoción romántica en sus vidas. También son los que precisan más del desafío. Su amor asume la cualidad de su elemento y como este aumenta, crepita, calienta, quema y otras veces baja la temperatura.

Literalmente, alguien de Fuego vive el amor como una llama. Necesita oxígeno y expandirse, crecer en una dirección u otra. Por eso cuando se enamoran son fervientes perseguidores del objeto de sus amores. Pero mantenerlos siempre interesados ya es otra cosa, y es un ejercicio de autocontrol, sex appeal y una dosis de resistencia.

Son todo lo contrario que un signo de Agua, quien necesita intimidad; de los de Fuego se puede decir que hasta son un poco exhibicionistas.

Algo que no se dice del Fuego, es su gusto por situaciones sexuales de cierto riesgo. Les atrae verse en fantasiosas con algo de aventura y probar los límites del cuerpo; pero de una manera sana. Lo tortuoso no les gusta nada. Y son fieles. Si bien cuando se cansan, se van. No alargarán una situación frustrante. Una vez que se apaga la llama del fuego es muy difícil encenderla de nuevo.

Si Fuego te da su amor, habrán llegado la diversión y la pasión a tu vida. También la oscilación de una llama. Para mantener ese fuego encendido deberás saber trabajar con tu imaginación.

Los Signos del Elemento Fuego y su Forma de Amar y Disfrutar Eróticamente