Tú Si Puedes!

¿Porque no puedes dejar de hacerlo? Eso que tienes no es una condición congénita.

Más bien es algo que te han colgado desde hace mucho tiempo. Es un hábito que tienes o mejor es decir padeces.

¿Qué es un hábito…? Es una manera de actuar que responde a un patrón o modelo mental.

Algo que tenemos tan arraigado que se ha convertido en mecánico.

No soy capaz de hacerlo…
No puedo dejar de enfadarme…
No puedo dejar de hacer siempre lo mismo…

Es nuestra mente la que registra las maneras de hacer las cosas que nos enseñan repetitivamente desde niños. No descubrimos nada nuevo, esto lo sabe todo el mundo. Lo que sorprende es ver como personas inteligentes y formadas, suficientemente maduras, realistas en otras situaciones, son capaces de decir de sí mismos, de auto convencerse de que hay un “no puede …lo que sea” en su vida.

Todos nuestros modos de conducta son la consecuencia de un patrón o un esquema prefigurado.

Si yo vivo una situación y veo que va bien, en la próxima ocasión volveré a reaccionar y haré exactamente lo mismo que he aprendido de la experiencia anterior. Ratificando de nuevo lo que hice y sigo haciendo, constantemente refuerzo un estilo de actuar. Así es como nos hemos acostumbrado al soniquete de “no puedo cambiar”.

Pereza cómoda también, porque cuando deberíamos intentar actuar de una manera diferente nos es más fácil seguir haciendo lo mismo de siempre. Todo lo que se hace por costumbre se configura como automático. Y luego queda olvidada ahí en nuestra base de datos personal.
Cambiemos ese pensamiento sostenido de como se hace algo y cambiará nuestra vida.

LA INFLUENCIA DE LOS MODELOS MENTALES EN TU FORMA DE VIVIR